miércoles, 21 de febrero de 2018

HACE 25 AÑOS EL TREN DESCARRILÓ EN OLITE

No hubo víctimas
El Intercity que unía Madrid-Zaragoza-Pamplona tuvo un serio percance en la estación de Olite/Erriberri el 21 de febrero de 1993, accidente que, por fortuna, no causó víctimas mortales aunque sí heridos leves e importantes daños materiales.
            El último vagón del convoy fue el más perjudicado, al descarrilar sobre el muelle de entrada a la estación y perder en el impacto parte de las ruedas. La catenaria de suministro eléctrico también sufrió desperfectos.
            El accidente llamó la natural atención del vecindario y muchos olitenses fueron hasta la estación para evaluar el alcance del accidente ocurrido hace ahora 25 años.
             Diario de Navarra publicó que ocho viajeros fueron atendidos de distinta consideración en centros médicos de Pamplona y otros diez en el Centro de Salud de Olite.
             El accidente se produjo sobre las 13.30 horas, al parecer por exceso de velocidad. Uno de los vagones recorrió 200 metros fuera de la vía y terminó parcialmente sobre el muelle. Otro vagón se detuvo a la altura de la estación y la locomotora siguió, por inercia, unos mil metros más.
              Una treintena de viajeros continuaron el viaje en autobús. El tráfico ferroviario se desvió por por La Rioja. Varios trenes tuvieron que alterar el recorrido.














martes, 23 de enero de 2018

EL PORQUÉ DE ERRI-BERRI ?

El club de fútbol de Olite cumple 90 años de su fundación y fue precisamente en enero de 1945 cuando uno de sus principales promotores y presidente en ese momento, el legendario Jesús Goñi, publicó una revista para celebrar el ascenso a Primera Regional y aprovechó para explicar la razón por la que bautizaron como Erri-Berri al equipo de la camiseta roja.
Portada de la revista con fotos de los jugadores
            La Federación Navarra de Fútbol forzó en septiembre de 1928 el cambio de denominación del Acero FC, nombre del equipo hasta entonces, a Erri-Berri, que había sido una formación menor del pueblo que había creado Goñi con amigos que luego se incorporaron al club mayor. En la revista, que lleva en portada las fotos de todos los jugadores protagonistas del ascenso, se explica al lector que “Erri-Berri es una palabra netamente vasca y quiere decir en castellano: Pueblo Nuevo. Proviene de la contracción Erria (pueblo) y Berria (nuevo). El nombre de nuestro equipo, por tanto, es una adaptación de pueblo, ya que Olite, cuando antiguamente en la baja (sic) Navarra se hablaba vasco se llamaba de aquella manera. Queda así satisfecha la curiosidad de muchos”, escribe la pluma bajo la que se adivina la mano de Goñi.
Página de explicación del nombre
            Erri-Berri, sin embargo, no fue el único nombre en euskera que paseó el fútbol olitense. En la misma revista, debajo de la explicación anterior, el corresponsal deportivo de El Pensamiento Navarro, Germán Llorente, hace un  resumen de la historia del balompié local y aventura que el primer equipo se creó con el nombre de Euskeria la temporada 1920-21. Luego pasó a ser Acero FC y, después, Erri-Berri. Durante la II República, sobre el año 1934, el Erri-Berri se fusionó con la Peña Sport de Tafalla y a la nueva formación la llamaron Elkartasuna. Después de la guerra civil, cada localidad volvió a contar con su propio equipo.
            Jesús Goñi, además de alma mater del equipo de fútbol, fue un discreto militante jeltzale que, ya en la transición, aprovechó una visita a Olite/Erriberri del entonces presidente del PNV Xabier Arzalluz para mostrarle en la Plaza orgulloso uno de los primeros carnés del partido sellado en la eusko etxea  olitense. Gran euskaltzale, en una de la primeras korrikas organizadas por Aek, ya bastante mayor, portó el testigo que unió Olite/Erriberri y Tafalla.


En la foto, Jesús Goni en los años veinte del siglo pasado

jueves, 11 de enero de 2018

LOS MOSAICOS VIDRIADOS DEL REY TEOBALDO DE NAVARRA

Diseño de la baldosa de ocho dragones
Un programa informático y muchas horas de empeño han permitido al aficionado a la historia medieval Alberto Castillo realizar un diseño limpio de lo que pudieron ser los dibujos que adornaron las baldosas de barro vidriado que en el siglo XIII decoraron los suelos de los palacios que el rey Teobaldo tenía en Tiebas u Olite.
            El estudioso ha trabajado con fragmentos que los vecinos de Tiebas recogieron en las excavaciones realizadas, hace aproximadamente una década, en las ruinas de un monumento que en su subterráneo guarda una bodega idéntica a la que había bajo la desaparecida capilla de San Jorge olitense situada entre el Palacio Viejo (actual Parador) y la iglesia de Santa María y en cuya fachada, recién restaurada, también se hallaron restos de heráldica que podía ser de la dinastía llegada a Navarra desde condado francés de Champaña.
Otro de los trabajos de Alberto Castillo
            Castillo, que también ha realizado una maqueta de Tiebas, ha hecho una proyección de los dibujos de los mosaicos que, al parecer, fueron encargados por Teobaldo II en 1260 y que representan figuras como los ocho dragones que coronan la pieza que el pasado 20 de mayo se expuso en el Museo de Navarra en el marco del Día Internacional de las pinacotecas, muestra que dirigió quien más se ha trabajado en la recuperación de estos restos, el miembro del Consejo de Navarra de Cultura Mikel Zuza.
            Un animal que puede ser una leona, flores, rombos y otras figuras geométricas, adornan unos baldosines únicos de una importancia, por su tamaño y decoración, sin parangón ni en Francia. La fabricación de los mosaicos, en Reims según Zuza o en una factoría navarra según Castillo, es otros de los aspectos a dilucidar.
            Los mosaicos fueron redescubiertos en 2009 por los vecinos de Tiebas coordinados por el gabinete de arqueología  Navark, con Mikel Ramos al frente, y permanecieron custodiados en el almacén del Gobierno de Navarra hasta que el año pasado se expuso la pieza de los dragones en el Museo de la cuesta de Santo Domingo.



Representación medieval en Tiebas (Foto Jose A Gomez)

Foto Jose A. Gomez

Mosaico original

Suelo original 

Castillo también ha realizado una maqueta

Muestra en el Museo de Navarra

Detalle del diseño




martes, 9 de enero de 2018

EL CD ERRI-BERRI CUMPLE 90 AÑOS DE SU FUNDACIÓN

Este 2018 recién inaugurado será un año de celebración para el principal club de fútbol de Olite, ya que el Erri-Berri cumple 90 años el próximo 25 de septiembre, fecha en la que se registró oficialmente el nombre. Aquel 1928, en enero precisamente, también comenzó la gestación de la Federación Navarra de Fútbol, en la que los aficionados olitenses contribuyeron de forma importante.
            En ese momento el equipo de Olite no se llamaba Erri-Berri, sino que los futbolistas del pueblo militaban en el FC Acero. Tras unos primeros encuentros de distintos clubes navarros en el café Kutz de la pamplonesa Plaza del Castillo, finalmente tomó cuerpo la nueva federación regional con una primera junta presidida por Pablo Archanco, de Osasuna, y como vicepresidente un representante del olitense Acero, Alberto Lezáun, según recuerdan los periodistas Carlos Marañón y Sergio Amadoz en libro que hace 15 años publicó el club en editorial Altaffaylla para celebrar el aniversario.
Cambio de banderines con el Eibar (1956)
            La nueva federación, a petición de la estatal, invitó a los de Olite a que cambiaran de nombre porque ya había en los campos varios con la misma denominación, el Acero de Bilbao entre otros. Así que, en busca de un término más autóctono, la junta directiva resolvió bautizar a los de la camisa colorada como Erri-Berri, y así fue finalmente fue registrado. Aquella directiva estaba presidida por Máximo Salinas, el vicepresidente era Florencio Torres; secretario, Justo Andueza y vocales Alberto Lezáun, José Vives, Donato Vergara, Miguel Leoz, Andrés Hernández, Matías Cerdán, Victoriano Ayesa y Santos García.
            El 7 de octubre de 1928, doce días después de su fundación, el Erri-Berri jugó en Pamplona su primer partido contra la Unión Navarra, un choque que acabó en empate a cero. Los primeros jugadores que defendieron la camiseta roja fueron Gorri, J Eraso, F Eraso, Tanco, Unzué, Ustárroz, Gabari, Vergara, Navascués, Meca, Barandalla, Torrens, Roete, Iribarren, Zubiri, Erice, Chiberri y Laborda. La temporada oficial en el grupo del distrito navarro meridional al que fue asignado se inició la semana siguiente contra el Rada de  Caparroso, al que los olitenses batieron fuera de casa con un contundente 0-3, “porque jugaron más y pusieron más entusiasmo en la lucha”, escribió el cronista de Diario de Navarra.
El equipo rojo en los años 70


viernes, 15 de diciembre de 2017

25 COLABORADORES EN EL PROGRAMA DE NAVIDAD 2017

El Ayuntamiento de Olite/Erriberri ha difundido este viernes el programa de actividades culturales que ha preparado para la Navidad, en el que colaboran 25 asociaciones y personas particulares. La instalación este sábado del Belén de la Placeta abre una rica oferta que hasta el 5 de enero combina concursos de fotografía, exposiciones, teatro, conciertos, novenica, eventos deportivos, visitas a monumentos o cine.

SÁBADO 16 DE DICIEMBRE:
Colocación del Belén en la Placeta. (Por favor, respeten las figuras)
12:00 h Demostración de los alumnos de la escuela de danza (AADO). Casa de Cultura.

DOMINGO  17  DE DICIEMBRE
12:30 h “Música en la calle por Navidad”. Concierto piano y saxofón. Exterior Museo del Vino. Escuela de música.
13:00 Entrega de Premios Certamen literario Cofradía del Vino. Cámara del Rey del Palacio Real.
18:30 h Belén viviente. Iglesia de Santa María

VIERNES 22 DE DICIEMBRE
20:00 h Ensayo de canciones para el Olentzero y preparación de castañas. Sociedad Villavieja.

SÁBADO 23 DE DICIEMBRE
17:00h  Espectáculo infantil de Anímate Plus.  Recogida de cartas para el Olentzero y chocolatada. Organizado por las Fuenticas y la Asociación del Olentzero. Casa de Cultura
19:30 h Concierto de Navidad de la Banda de Música de Olite/Erriberri y Coral Olitense. Iglesia de San Pedro

DOMINGO 24 DE DICIEMBRE
18:00 h Olentzero. Salida de la Casa de Cultura, recorrido por el pueblo, bailables en la Plaza, regreso a la Casa de Cultura y entrega de regalos.

LUNES  25 DE DICIEMBRE
14:00 h Sorteo cestas club deportivo Erri-Berri. Plaza Carlos III

MARTES 26 DE DICIEMBRE
17:00 h “Música en la calle por Navidad”. Ronda de instrumentos. Escuela de música
18:00 h ComOlite ofrecerá una chocolatada en la Plaza
19:00 h Representación teatral del grupo Candilejas de Marcilla con la comedia “Los líos de Matías”. Casa de Cultura

MIÉRCOLES 27 DE DICIEMBRE
11:00 h Rondalla y el grupo Clave de Sol cantan en las Clarisas. Actuación y salida hacia la Casa de Cultura
12:00 h “Música en la calle por Navidad”. Ronda de villancicos desde la Casa de Cultura. Escuela de música
17:30h Cine infantil. “Richard, la Cigüeña”. Casa de Cultura.

JUEVES 28 DE DICIEMBRE
19:00 h Cine juvenil.” Piratas del Caribe, la venganza de Salazar”. Casa de Cultura.

VIERNES 29 DE DICIEMBRE
11:30 h Actuación de la rondalla en la residencia de ancianos


SÁBADO 30 DE DICIEMBRE
11:30-13:30h Subida a la torre de San Pedro.
11:30 y 12:30 h Visitas guiadas a la iglesia de San Pedro
19:00 h Concierto de la Escuela de Jotas y la Rondalla. Iglesia de las Clarisas.

DOMINGO 31 DE DICIEMBRE
17:00 h XVIII Carrera  popular San Silvestre.
           
MARTES 2 DE ENERO
17:00  h Taller de creación artística con Alberto Chueca. Afrika Etxea.

MIÉRCOLES 3 DE ENERO
17:00 h Taller de creación artística con Alberto Chueca. Afrika Etxea.
19:00 h  Actuación de la escuela de jotas de Olite en el Jubilado
19:30 h Campaña Navidad ComOlite. Habrá máquina de palomitas, de algodón de azúcar y  perritos calientes. Plaza Carlos III
20:00 h Sorteo campaña Navidad de ComOlite. Plaza Carlos III

JUEVES 4 DE ENERO
17:00  h Taller de creación artística con Alberto Chueca. Afrika Etxea.
19:00 h Teatro los Cadalzos y  grupo de cuentacuentos. Casa de Cultura

VIERNES 5 DE ENERO
11:00h Visita de los pajes a la Novenica y a continuación recogida de cartas en el Parador.
17:30 h El grupo de auroros y la rondalla harán su tradicional recorrido por los belenes y terminarán en la Plaza con la aurora de Reyes.
18:00 h Pastas y vino gentileza de Las Fuenticas, grupo de animación de calle con la Cabalgata.19:00 h. Cabalgata de SSMM los Reyes Magos de Oriente acompañados por el grupo de Tambores, que serán recibidos en el Ayuntamiento de Olite/Erriberri.

NOVENICA DEL NIÑO
Comienzo de la Novenica el 28 de diciembre a las 11 h. Habrá lanzamiento de globos con mensajes al Niño Jesús y diversas actividades que se anunciarán. Iglesia de Santa María.

BELENES
BELENES DE MARTÍN IZURIAGA
Se colocarán  el día 16 de Diciembre hasta el 7  de Enero en los lugares habituales:
Rúa Hospital  11 
Rúa Mayor 16 y  22
Residencia de Ancianos
BELÉN DE JUAN PABLO ESLABA
Plaza de la Cantarería

EXPOSICIÓN
Exposición de pintura de Javier Leoz. Del 15 de diciembre al 4 de enero. De 17:00h a 21:00 h. Casa de Cultura

CONCURSOS
-        “VII Concurso fotografía Olentzero 2017”. Entrega fotografías hasta 31 de enero
-        III Concurso fotografía “Navidades by de Face”. Consulta las bases en la web del Ayuntamiento.

ORGANIZAN
COLABORAN
Ayuntamiento de Olite/Erriberri
Escuela de Música Jesús García Leoz
Banda de Música de Olite/Erriberri
Coral Olitense
Grupo de Tambores
Asociación de Comerciantes de Olite/Erriberri. ComOlite
Asociación El Chapitel   
Cofradía del Vino
Asociación  Amigos  de la Danza de Olite
Asociación infantil “Las Fuenticas” de Olite/Erriberri
Asociación Erriberriko Olentzero
Comisión Día del Niño
Club Deportivo Erriberri
Peña La Nueva
Juventud de Olite
Grupo Danzas Txibiri
Grupo Txistularis y Gaiteros  de Olite
Grupo de Teatro “Los Cadalzos”
Escuela de Jotas de Olite
Rondalla de Olite
Auroros de Olite
Martín Izuriaga
Juan Pablo Eslaba
Alberto Chueca
Javier Leoz

sábado, 18 de noviembre de 2017

PAPELES DE LA RAPIÑA DEL 36

Autoridades franquistas en el Ayuntamiento de Olite
El Archivo Municipal del Ayuntamiento de Olite/Erriberri es rico en documentación medieval, uno de los mejores de Navarra, pero también conserva papeles que retratan la más triste historia reciente como, por ejemplo, el expolio que las autoridades franquistas practicaron después del golpe de Estado de 1936 contra las propiedades de los vecinos de orientación republicana. Viñas, casas, pajares, caballos o cabras aparecen en la relación, hasta ahora inédita, de los “bienes encatastrados y demás riqueza” que los nuevos mandatarios municipales atribuyeron a “los individuos de izquierda”, 50 de los cuales acabaron mal enterrados en las cunetas. 
          Quince meses después del triunfo del golpe, cuando ya la guerra avanzaba a favor de los rebeldes, el Ayuntamiento alzado elaboró una lista de siete folios con los nombres de aproximadamente 250 vecinos “izquierdistas” en la que aparecen sobre todo varones, pero también añadidos que señalan a la “esposa” o los “hijos” que eran sospechosos de haber votado al Frente Popular o a los nacionalistas vascos.
            De la misma época es una copia de las certificaciones previstas para la incautación de bienes de los republicanos más señalados, muchos de ellos ya asesinados. En una columna se consignan los nombres, después las propiedades y, al final, su valoración en pesetas. Son 28 personas significativas, como alcaldes y concejales de la coalición republicano socialista que gobernó el Ayuntamiento. También hay sindicalistas o simples vecinos que figuran en la lista como “individuos de izquierda”. Las mayores propiedades corresponden a los hijos de José María Azcárate, a Carlos Escudero (alcalde de Acción Republicana), Salvador Eraso (concejal socialista), Benito García, Juan García (alcalde socialista), Lorenzo Gorría (concejal socialista), las hijas de Blasa Llorente y a Víctor Ruiz. Ver listado completo:



viernes, 10 de noviembre de 2017

A LOS 50 AÑOS DE LA HISTORIA “CLANDESTINA” DE OLITE

El autor, Ángel Jiménez Biurrun
En pleno invierno de la dictadura franquista, el año 1967 (se cumple ahora medio siglo) hubo una pluma anónima que a través de una treintena de hojas mecanografiadas y mil veces fotocopiadas en la clandestinidad se atrevió a escribir la historia de Olite/Erriberri desde un punto nunca antes contado, desde la perspectiva de la economía y la influencia que tuvo la usurpación del comunal, de los conflictos entre liberales y carlistas, de motines y sangre, de la llegada del siglo XX y la República y cómo, por primera vez, se puso nombre a medio centenar de asesinados del pueblo abandonados en las cunetas. Aquella mano discreta, que también fue amenaza, fue la del olitense Ángel Jiménez Biurrun, un albañil comprometido en la época con las organizaciones cristianas progresistas.
        Ángel Jiménez rondaba entonces 40 años y su sobrino Javier Rey era solo un adolescente que le ayudaba en las correcciones del texto y a pasar a máquina una historia valiente que ya no hablaba de castillos, reyes ni princesas, como solo se habían escrito hasta entonces las crónicas olitenses. Las fotocopias de aquel relato fresco corrieron pronto de mano en mano y no hubo curioso comprometido con la libertad que no echara un ojo a aquella “Historia de un Pueblo”, como la tituló el autor, que nunca cuajó en libro quizá por la humildad de Jiménez.
       Las hojas, ilustradas con dibujos del mismo redactor sobre escenas que narraba, comenzaban con un prólogo en el que el autor aclaraba que a través del caso de Olite/Erriberri pretendía, en general, contar lo que había ocurrió con las tierras comunales en Navarra y cómo se vendieron a particulares en el s. XIX, lo que dio origen a conflictos y a la desigualdad social.
        La “Historia de un Pueblo” se adentra, después, en cómo un capitalismo agrícola incipiente, disfrazado de modernidad, utilizó los partidos liberales para hacerse con cómplices que desde los ayuntamientos entregaron los terrenos comunales o corralizas, columna del sustento de la mayoría campesina carlista que aseguraba cierta igualdad y garantizaba que no hubiera grandes pobres. Roto este equilibrio, los más humildes, sin tierra que cultivar, tuvieron que emigrar por cientos en barcos que les llevaron a Argentina, Uruguay o Cuba.
         “De la 8.000 hectáreas con las que contaba el pueblo, tan solo 1.000 quedaron en forma de pequeñas parcelas”, destaca Jiménez para arrancar una explicación que, a raíz de este empobrecimiento, desencadenó, por ejemplo, en una emboscada nocturna “trabuco en mano” contra el hijo de un corralicero, en cuatro jornaleros muertos en una taberna tras una refriega en 1884 entre vecinos y alguaciles “cuchilleros” y, por fin, en la llegada en 1903 del cura Victoriano Flamarique que con sus cooperativas modernizó el pueblo y amansó las levantiscas bases carlistas.
       El autor, un enamorado de la obra social del párroco de Santa María, explica cómo las fortunas liberales seguidamente organizaron el Sindicato de Labradores para neutralizar la influencia del Círculo Católico Agrario carlista creado por Flamarique. Narra como continúo el conflicto por la reversión al Ayuntamiento de los comunales privatizados, de las presiones a través de los incendios de pajares de los propietarios o del asalto al cuartel de la guardia civil en 1914 que terminó con otros cuatro olitenses muertos y un consejo de guerra que condenó a varios vecinos más.
         El relato contextualiza que, entonces, el cura medió para serenar al campesinado, que se declaró en huelga y no fue a trabajar a las tierras de los corraliceros. También que, en 1920, la Caja Rural y la Bodega Cooperativa entraron en dificultades económicas y cómo las mayores fortunas aprovecharon para minar la credibilidad del padre del cooperativismo olitense y, prácticamente, forzaron su traslado a Tarazona, donde murió Victoriano Flamarique casi olvidado, según recuerda Jiménez.
        En este contexto de desmembración de la organización campesina llegó la II República, que supuso una vuelta a la reivindicación del comunal como sustento económico de la mayoría de los vecinos y el impulso de sindicatos de clase como el socialista UGT, “al que se adhiere la mayoría de los trabajadores olitenses”. Una alianza de republicanos de izquierda y ugetistas ganó las elecciones municipales, mientras que los carlistas, ahora junto a la derecha autoritaria, se obsesionaron en atacar un régimen republicano que se había declarado laico.
       El autor de “Historia de un pueblo”, siempre desde una perspectiva cristiana abierta, narra el devenir municipal republicano, con aciertos y errores, y cómo, al final, estalla el golpe de Estado del 18 de julio de 1936. Y es aquí cuando el relato vuelve a ser verdaderamente valeroso. Habían pasado 31 años de la sublevación militar de Franco y la presión de la dictadura era tal que solo murmullos ponía nombre a los republicanos asesinados en los primeros días de la revuelta. Pues bien, fueron las hojas clandestinas de Jiménez las que, por vez primera, rompieron el silencio y blanco sobre negro pusieron nombre y apellidos a los republicanos asesinados, que hasta casi los años 80 no fueron desenterrados de las cunetas e inhumados en un panteón común en el cementerio. “Han pasado 30 años (escribió un visionario Jiménez en 1967) y sería justo que los hijos de aquellos vencidos puedan hablar de sus padres sin amargura ...”
        Terminaban las fotocopias clandestinas con una triste premonición: “Se había extendido la creencia que tras la guerra los caciques darían facilidades a los jornaleros, Todo ha seguido igual ...”. Ángel Jiménez vivió después en Pamplona, estuvo casado 40 años con Rosa Ramírez y tuvo tres hijos que ya le han dado hasta hermosos nietos. Con casi 88 años su pluma no falta en los artículos costumbristas que regala al vecindario cada año en el Programa de la Fiestas. Pero, quizá, fueron estas hojas valientes, anónimas entonces, una de las mayores aportaciones que ha legado Jiménez a los olitenses.